Celular: 983939336     | Email: ugelhuancarama@hotmail.com

Censo Educativo 2017 servirá para implementar mejoras en el sector Educación


• Minedu recoge información sobre situación de la educación para tomar decisiones sobre asignación de recursos económicos y logísticos.
• Acceso a internet de estudiantes de secundaria se incrementó en todo el país, según Censo 2016.
El acceso a internet de los estudiantes de secundaria del país se incrementó notablemente entre 2015 y 2016, al pasar de 28% a 47% en la zona rural y de 73% a 82% en la zona urbana, lo que representa, respectivamente, aumentos de 19 y 9 puntos porcentuales.


Por otra parte, en lo que atañe a la promoción de una educación de calidad, en el mismo periodo el porcentaje de profesores de primaria del sector público con título pedagógico llegó a 93% y a 79% en el sector privado.
Esta información fue obtenida gracias al Censo Educativo, un proceso que desarrolla anualmente el Ministerio de Educación (Minedu) desde 1998 con el fin de recoger información confiable y oportuna de los colegios públicos y privados y programas no escolarizados en todo el país e implementar mejoras en el sector.
Al igual que en años anteriores, el Minedu ha puesto en marcha el Censo Educativo 2017 para
conocer con precisión la situación de las instituciones educativas y realizar una mejor toma de decisiones sobre la asignación de recursos económicos y logísticos.
Mediante el Censo Educativo 2017 se podrá saber con precisión la evolución del sector en aspectos como estudiantes matriculados, niveles de atraso escolar, nivel de aprobación, repetición, deserción, número de personal docente y administrativo, conectividad a internet, infraestructura educativa, receptores de los programas sociales, entre otros.
La información obtenida también es una herramienta muy útil para la planificación en educación a nivel regional o provincial, pues le permite al Minedu identificar dónde se encuentran las mayores necesidades para así intervenir de manera más eficiente.
El Censo Educativo 2017, que empezó el 25 de mayo y terminará el 16 de julio, incide en la importancia de registrar la información real con responsabilidad para asegurar la veracidad de los datos consignados. Los directores son los actores claves, pues son los responsables de reportar la información de su institución educativa.
En 2016, la cobertura del censo fue la más alta desde sus inicios y llegó al 99% del total de servicios educativos a nivel nacional.